miércoles, 12 de noviembre de 2008

La pesca

La pesca en el Pantano del Porma





Por si alguno se anima a pescar en las aguas del embalse del Porma, no estará de más conocer algo sobre las especies, técnicas y legislación al respecto.


Las aguas del embalse, a efectos de pesca, pueden dividirse en dos partes:


Desde la desembocadura del río Porma hasta el estrecho que se forma entre la Peña de Armada y la Peña de Utrero. Este tramo es coto de salmónidos y solo se podrá pescar si tenemos un permiso expedido por Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. Nos atendremos a la normatíva propia de este coto que se publica cada año en el BOCYL.


El resto de las aguas embalsadas son un tramo libre sin muerte. La época de pesca va desde el primer Domingo de Abril, hasta el 15 de Octubre. Todas las truchas capturadas deberán ser devueltas con vida al agua. En cuanto a las técnicas de pesca solo se podrá pescar con mosca o señuelo artificial y en ambos casos con un solo anzuelo y con la muerte aplastada.Debemos tener la licencia de pesca de Castilla y León y si pretendemos pescar desde kayak u otra embarcación también deberemos tener el permiso de navegación de la Confederación Hidrográfica del Duero y la Licencia de pesca desde embarcación.


Las especies que podremos pescar en estas aguas son:



Trucha.


Es la reina del embalse. Se trata de truchas autóctonas de respetables dimensiones, como suele ser frecuente en este tipo de aguas. Esta especie es bastante abundante y los meses más adecuados para su pesca son Abril, Mayo y Junio. Las técnicas para su pesca son las ya comentadas anteriormente.



Salmón Plateado del Pacífico.

Se trata de una especie introducida en el embalse hace más de 20 años no se sabe a ciencia cierta de que forma, probablemente tras la huida de alevines de una piscifactoría. Estos salmones completan su ciclo vital en los arroyos tributarios y no alcanzan grandes tamaños, rondando siempre los tres cuartos de kilo. Su pesca solo es fructífera en primavera y después desaparecen como si nunca hubieran existido. Pueden pescarse con las mismas técnicas que las truchas.



Carpa.



Es una especie de reciente introducción por algún desaprensivo y en los últimos años estamos asistiendo a una explosión demográfica de esta especie que quizá acabe poniendo en peligro la supervivencia de los Ciprínidos autóctonos del embalse. Su pesca es muy entretenida con mosca y es fácil capturar ejemplares de varios kilos de peso. En verano será el único pez que consigamos capturar.



Cacho o escallo.




Este es el principal ciprínido del embalse, o mejor dicho, era, porque está siendo desplazado por las Carpas. En Primavera, durante su freza es muy entretenido pescarlos a mosca cuando se concentran en grandes cardúmenes.

Este es un embalse ideal para la pesca desde kayak, puesto que no se permite la navegación a motor y con una piragua podremos disfrutar de largas jornadas en silencio. Desde aquí os animo a probar esta modalidad de pesca, deslizarnos por el agua con sigilo, aproximarnos en silencio a los maravillosos rincones que abundan por todos lados, lanzar con paciencia nuestro señuelo y disfrutar de la incomparable lucha que nos proporcionará una de las enormes truchas que pueblan estas aguas. La satisfacción ya será completa cuando veamos alejarse la captura recién liberada con la esperanza de volver a encontrarnos con ella.




video